un diario posible: 2010

miércoles, 29 de diciembre de 2010

2 comentarios
Es la época de los deseos, y tomo prestados los de Dani Umpi de su bello disco Perfecto para todas ustedes (y para todos ustedes también).

Que el día sea clarísimo
que la comida sea sabrosa y abundante
que los amigos sean divertidos
que la cama sea blanda
que los espejos sean grandes
que haya blueberries y helado de postre
que el beso sea largo y mojado
que la billetera esté hinchada
que el agua y las sombras sean frescas
que alguien cuente algo que haga reir
que salgas de compras en países extranjeros
que la heladera esté colmada
que la piel sea suave, oscura y olorosa
que el fin de semana haya una megafiesta
que esté él
que la ropa sea nueva y esté de moda
que tu cuerpo se vea espléndido al moverse
que sientas como siente un animal
que te guíes solamente por el tacto y por el olfato
que goces como una perra
que seas profundamente triste y salvajemente alegre, extremadamente agitada y absolutamente tranquila
que haya música moderna cuando tengas ganas de bailar
que los desconocidos saluden y digan "hola"
que brillen las estrellas
que nada te preocupe
que no esperes nada
que vos des el primer paso
que solamente lo hagas
que no pienses en nada más que en eso
que no pienses en nada
que no pienses en nadie, ni en vos misma
que no tengas miedo a nada
que arrases con todo.



viernes, 24 de diciembre de 2010

2 comentarios
Las uñas son rojas, es rojo el vino en las copas. Sos tan Eva me decís.
Podríamos pasar todo el verano comiendo cerezas.



miércoles, 15 de diciembre de 2010

1 comentarios
Llegó el tiempo tan temido, el tiempo tan esperado de los poemas en segunda persona. Este blog cierra pudorosamente sus persianas hasta nuevo aviso.



domingo, 5 de diciembre de 2010

0 comentarios
El perfume de una flor amarilla
que crece entre las baldosas
el mismo de cientos
de flores
en el campo
de la primera flor que descabecé
para quedarme en las manos
ese perfume pegajoso
algo acre
del verano.





lunes, 22 de noviembre de 2010

0 comentarios
Instrucciones para comer un alcaucil:

1. Cocine al vapor la flor del alcaucil.
2. Coloque el alcaucil en un cuenco blanco.
3. En un pequeño cuenco gris mezcle aceite de oliva y aceto balsámico.
4. Tome la flor con los dedos pulgar, índice, medio y anular de la mano izquierda.
5. Con el índice y el pulgar de la mano derecha y comience a desprender el primer pétalo.
6. Moje la base del pétalo en la vinagreta, lléveselo a la boca y ejerza una leve presión con los dientes para desprender la pulpa. Notará que estos primeros pétalos son casi violetas, tienen muy poca pulpa y son algo amargos. Tenga paciencia: comer un alcaucil es una tarea minuciosa, por eso conviene comerlos en la cena.
7. Una vez que comió la pulpa, deje el resto de cada pétalo en el cuenco blanco.
8. A medida que se acerque al corazón los pétalos serán cada vez más blancos, más tiernos y más dulces. No se apure en este momento, siga disfrutando de desprender pétalo por pétalo.
9. Llegará un momento en que sólo quede un leve matiz violeta en la punta de los pétalos casi blancos: es el momento de saborear todo entero el corazón.
10. Al final de este proceso usted tendrá un sabor apenas dulce en la boca y el cuenco blanco quedará lleno de la ropa que le sacó a su alcaucil.



domingo, 21 de noviembre de 2010

2 comentarios
El sol ya secó la lluvia de anoche, los árboles resplandecen y el aire se adensa con un perfume pesado de pinos, pastos y flores amarillas. El Napostá parece quieto, sin embargo se mueve en pequeños círculos y también de izquierda a derecha desde donde escribo. Y no, la ciudad no es fluida como no es fluido el Napostá, tiene como él un olor descompuesto pero por debajo y entre las algas un movimiento lentísimo se puede ver cuando pasa una hoja.



sábado, 20 de noviembre de 2010

0 comentarios
Lorenza entra y sale de una caja de cartón, y el placard se va llenando con las soleras que estaban adentro. El sol sale y se vuelve a esconder, desayuno con cerezas y recuerdo unos ojos azules que vi ayer.



martes, 16 de noviembre de 2010

0 comentarios
Hoy fui a la escuela San Cayetano a dar un taller con chicos de quinto grado. Habían leído "Violetas" y dos me preguntaron: "¿La gente cuando te ve por la calle te reconoce?" Eso sería una escritora famosa...



0 comentarios
Hoy, buscando unas fotos, encontré un papelito naranja plegado en foma de triángulo, que escrito por una compañera del secundario dice: "Evita vive en el corazón del pueblo", un sticker de cuando fui, en el '95 a escuchar a Sting en Burdeos, dos poemas escritos a máquina por dos amantes lejanos, un poema escrito a mano para mí por alguien que al principio no recordé y que ahora sé por qué y en un papelito minúsculo un poema que escribí a los dieciséis, y que tan mal no está. A veces esas cosas me hacen sonreir, a veces llorar, hoy el corazón me late tan fuerte. También encontré la foto del corazón de un diente de león, del otro lado un deseo de cumpleaños de mi amiga Andrea: "¡Lo único que existe es el AHORA! Que tengas mucha alegría y amor...



lunes, 1 de noviembre de 2010

3 comentarios
Cosas que me alegraron el día:
  • un tazón negro con frutillas
  • de vuelto una moneda del bicentenario
  • el cielo tan azul
  • de nuevo, el calor de la primavera



miércoles, 27 de octubre de 2010

2 comentarios
Cosas que pasaron ayer en el laboratorio:

Un alga verde como un pino.
Un camarón transparente.
Planarias que se escaparon y no pudimos ver.
Un poliqueto mató una larva y una lombriz en su bandeja.
Las plantas terminaron en el tacho de la basura para que no dieran olor.
Los bichos murieron calcinados por la luz del microscopio para que conociéramos su secreta vida subacuática.
Sólo Poliqueto, por sus cualidades de luchador, ganó un viaje en frasco a lo de Martín.
Al día siguiente, Ruppel ya había clasificado a Poliqueto.






jueves, 21 de octubre de 2010

0 comentarios
El cielo violeta y gris de tormenta
el viento frío a pesar de la primavera
a pesar de la ventana
atrás
un edificio
las luces de un edificio
adelante
una palmera negra se agita
una araucaria
se mueve pesada.






martes, 5 de octubre de 2010

3 comentarios
En la noche
las semillas caen
como leves copos verdes







lunes, 6 de septiembre de 2010

3 comentarios
Una bici liviana, veloz con viento propicio. Unas botas con tiritas, un pañuelo al cuello. La libertad de los primeros días templados.



domingo, 5 de septiembre de 2010

0 comentarios
Cosas que pasaron el domingo:
Un globo amarillo se voló repentinamente, teníamos el pelo lleno de papel picado. Otro globo naranja casi se vuela, lo llamamos entre todos y volvió mansito. En la plaza nos hamacamos, para sentir el viento en la cara, para ver el sol entre los primeros brotes, pero sobre todo pensando que podíamos llegar a tocar el árbol.



domingo, 18 de julio de 2010

2 comentarios
En la mesa un lapicero con biromes de colores
un mate, una pila de cuadernos.
Mientras el sol sube Lorenza, esponjada sobre la mesa
me mira escribir.
Súbita sobre el cuaderno una pincelada de amarillo oro:
es el sol a través de la ventana a través del lapicero amarillo
sobre el papel.







martes, 13 de julio de 2010

0 comentarios
En invierno
usar polera, gorros y guantes abrigados y suaves
comer guisos bien picantes
caminar contra el viento y que los anteojos se empañen con el aliento
cocinar dulces y ver empañados los vidrios de la cocina
tejer
sentarse a esperar la nieve.






sábado, 10 de julio de 2010

6 comentarios
Me acerco a este libro como a un animal quieto y taciturno. Acaricio su piel lisa y las páginas todas juntas con el dedo pulgar se mueven en abanico. Lo vuelvo a cerrar y empiezo de nuevo: lo acaricio. Después hoja por hoja sobre la esquina superior derecha apoyo el pulgar en la página, con el índice sostengo la esquina, en un movimiento suave doy vuelta la página, apoyo el dedo medio y después la mano entera. Entonces la mano izquierda: el pulgar sobre la hoja a mitad de la página, el resto de la mano apoyada en la tapa. La izquierda con el pulgar en la parte superior de la página derecha se prepara para el próximo movimiento. Y ahí recien el libro lenta, tímidamente, comienza a hablar.



martes, 1 de junio de 2010

2 comentarios
Cosas que me ponen de buen humor:

Que haya sol.
Un café Dolca calentito cuando hace frío.
Escuchar a Frank Sinatra.
Que mi casa esté ordenada.
Terminar de escribir un buen poema.





domingo, 9 de mayo de 2010

0 comentarios
Cosas que me hacen acordar a mi abuela:
Los pulóveres tejidos a mano.
Las agujas de tejer.
El jabón blanco.
Los panzotti.
Los malfatti.
El perfume del dulce de membrillo y el ruido de las bolitas cuando hierve.
La torta de ochenta golpes.
Las calas.
Los malvones rojos.
Las violetas.





lunes, 26 de abril de 2010

6 comentarios
Algunas cosas que me pasaron el fin de semana

La luna entre los pinos negros
Despertar con una sonrisa de sobrina
Tejer con la lluvia en los cristales.
Una peli medio tremenda.




jueves, 22 de abril de 2010

1 comentarios
Algunas cosas en la pileta:
Vapor.
Una mano entrando en el agua y burbujas.
Mosaicos celestes pequeños y una línea blanca en el centro.
Boyas naranjas.
Un cartel enorme en la pared: 911 emergencias.





sábado, 17 de abril de 2010

2 comentarios
Algunas cosas que me gustaría hacer:

Pasear por un mercado en Estambul.
En Amsterdam, andar en bicicleta.
Comprarme un par de zapatos en Milán.
Ver el atardecer en Alejandría.
Contemplar, una tarde, el monte Fuji.



miércoles, 31 de marzo de 2010

0 comentarios
En el té con limón y miel mojo una masita de semillas. Es delicioso y nuevo este sabor, no me recuerda a nada, salvo, tal vez, a una magdalena que nunca comí.




martes, 30 de marzo de 2010

4 comentarios
El ganchillo va de izquierda a derecha, como la lapicera al escribir. Sin embargo, se mueve en círculos, como la escritura a veces.



domingo, 28 de marzo de 2010

3 comentarios
Todavía conviven en el placard las soleras con los sweters, las sandalias con las botas. Sin embargo el verano se va, y aunque digan que el otoño es la mejor estación en Bahía Blanca, pienso en la playa cada vez más lejana, mientras mi piel va perdiendo el color y lo único que me queda es una tobillera atada de manera que si la saco la rompo para siempre.





jueves, 25 de marzo de 2010

3 comentarios
Chicos del barrio que me gustan:
El chico de la verdulería.
El hermanito del chico de la verdulería.
El chico de la rotisería.
El entrenador del gimnasio.
El rubio del tercero.





miércoles, 3 de marzo de 2010

0 comentarios
El fin de semana volví a mi querido Monte Hermoso y decidí, mal que me pese y por una cuestión de realismo, cambiar:
Arena blanca por arena marrón.
Palmeras por tamariscos.
Brisa tropical por viento patagónico.
Guayabas por duraznos.
Garotos bahianos por morochos argentinos.




martes, 2 de marzo de 2010

1 comentarios
El blog quedó hecho un chichito, pero esta no es la única cosa buena que hizo Wally desde que está en casa, también:
1)Tuvimos conversaciones muy serias.
2)Tuvimos conversaciones muy pavas.
3)Cociné y comimos rico.
4)Vimos películas hermosas.
5)Escuchamos muy buena música.
Es lindo vivir sola, pero también es muy lindo, de vez en cuando, tener huéspedes.



miércoles, 17 de febrero de 2010

2 comentarios


Algunas cosas que vi en las playas de Bahía:
1)Palmeras
2)Arena blanca
3)Ojotas
4)Sungas
5)Aguasvivas

Algunas cosas que comí en las calles y en las playas de Bahía:
1)Acarajé
2)Queixo
3)Moqueca de Peixe
4)Moqueca de Petiscos
5)Empanada de camarao

Algunas cosas que bebí en las calles y en las playas de Bahía:
1)Agua de coco
2)Cerveza Schin
3)Cerveza Skol
4)Cerveza Bohemia
5)Caipirinha

Algunos idiomas que escuché en las calles, en las playas, en los ómnibus, en los barcos y en los hostels de Bahía:
1)Portugués
2)Español
3)Inglés
4)Hebreo
5)Francés
6)Alemán

Algunos idiomas que intenté hablar en las playas, en las calles y en los hostels de Bahía:
1) Portugués
2) Inglés
3) Francés

Algunas músicas que escuché en las calles, en las playas y/o en los hostels de Bahía:
1)Batucada
2)Reggae
3)Rock
4)Ópera

Algunas músicas que bailé en las playas de Bahía:
1)Reggae
2)Samba

Algunas frutas que comí en las calles y en los hostels de Bahía:
1)Abacaxi
2)Manga
3)Mamao
4)Guayaba
5)Melón





sábado, 13 de febrero de 2010

2 comentarios
Algunas cosas que aprendí en Brasil:
1) Existen muchas más frutas de las que puedo recordar o pronunciar.
2) Existen muchos más sabores de los que podría expresar.
3) La ventaja de conocer mal una o varias lenguas es que una abre más el oído y menos la boca.
4) Tomada de la mano, de la cintura o de la sonrisa de alguien con ritmo puedo bailar maravillosamente.
5) Creo que podría, que querría, vivir todo el año en ojotas, al sol.





1 comentarios
Los ojos cansados, la cabeza, el cuerpo, desbordados por la experiencia. ¿Cuántas noches hay que dormir para poder descansar de un sueño, de la realización del viaje soñado?




martes, 26 de enero de 2010

3 comentarios
Algunas cosas que nos pasaron hoy:
1) check in, check out, check in, check out, check in
2) un hostel caluroso con una habitación chiquita y ocho camas con sábanas con flores
3) un patio con hamacas paraguayas
4) un chico de un pais que no conocía y que ahora no recuerdo y que queda en África
5) un paseo por la costanera en la Praia da Barra
6) un agua de coco en el Faro da Barra
7) muchos hombres hermosos que nos miraban de una manera.... :P
8) un jugo de kiwi con menta y otro de maracuja de cena
9) un cansancio tremendo y una novela brasileira
10) irnos a dormir (en breve...)





domingo, 24 de enero de 2010

4 comentarios
El verano pasado Bahía era un lugar en el mapa, un puntito señalado en el norte, muy lejano. Era buscar empresas de viajes, líneas aéreas con descuento, poner algunos pesos por mes en una cajita verde. Hace unos meses Bahía era un pasaje impreso en casa, una promesa de Asatej para pagar en cuotas, un mapa que ya era ciudad vista desde el cielo, bastantes fotos y bastante música, un amigo conocido en facebook. Ahora es la valija llena de ropa todavía desordenada, la mesa llena de papeles todavía desordenados, un cuadernito azul que quiero llevar, un pasaje a Buenos Aires, esa zozobra de los viajes: una dice: seguro que me olvidé algo. Pero creo que es otra cosa...





martes, 5 de enero de 2010

2 comentarios
Este año decidí empezarlo en la playa. Un año más despojado: poca gente, una comida simple, el agua del mar en los pies, las estrellas y los fuegos de artificio en un cielo negrísimo. A partir de esa noche y hasta hoy, muchos minutos silenciosos caminando por la playa y algunos versos que espero se transformen en algo lindo.