un diario posible

domingo, 28 de marzo de 2010


Todavía conviven en el placard las soleras con los sweters, las sandalias con las botas. Sin embargo el verano se va, y aunque digan que el otoño es la mejor estación en Bahía Blanca, pienso en la playa cada vez más lejana, mientras mi piel va perdiendo el color y lo único que me queda es una tobillera atada de manera que si la saco la rompo para siempre.





3 comentarios:

Eduardo Serralunga on 30 de abril de 2010, 13:07 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Eva on 30 de abril de 2010, 13:13 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eduardo Serralunga on 30 de abril de 2010, 13:27 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.