un diario posible

viernes, 28 de agosto de 2009


Antes de que se termine, algunas razones por las que me gusta agosto:
1) Porque empieza la segunda mitad del año
2) Porque nacen y mueren las violetas.
3) Porque también es el mes de los lirios, las fresias y los narcisos.
4) Por los pétalos de ciruelo, de almendro, de duraznero.
5) Por el viento que a veces enloquece
6) Porque es mi cumpleaños.
7) Porque los días de a poco se hacen más largos.
8) Por los días como hoy de calor.
9) Porque vuelven las polleras, los zapatos y las camisas livianas.
10 Por las primicias de la primavera.

3 comentarios:

Ana Miravalles on 28 de agosto de 2009, 23:55 dijo...

beautiful!

Mar on 7 de septiembre de 2009, 3:01 dijo...

Una vez escribí un poema sobre los durazneros en agosto, hace más de diez años, donde los comparaba con muchachas o quinceañeras, no me acuerdo. Era medio espantoso. Después encontré un poema de Roberta Iannamico sobre la misma cuestión que era más lindo. Ahora que estoy acá no he visto durazneros en lo que va del año, y supongo que no los veré. Me imagino uno, no importa, en la calle Gorriti al 700, que siempre me gustaba mirar cuando llegaba a casa.

Eva on 7 de septiembre de 2009, 16:04 dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
a todas las chicas se nos ocurre lo mismo! yo también tengo poemas de ciruelos-quinceañeras!
jajajajajajaja