un diario posible

lunes, 12 de marzo de 2012


Multiplicado en ondas de luz
el atardecer fosforece rosa,
naranja, amarillo
sobre celeste.
Camino por una senda asfaltada,
pasto a mi alrededor,
más lejos la gente vuelve en auto
a sus casas.
Es el fin del día,
el fin del verano
que ahora se pone la mejor ropa,
me da un beso de lo más suave
para que lo extrañe más.


4 comentarios:

Ana Miravalles on 12 de marzo de 2012, 23:32 dijo...

bellisimo

Eva on 12 de marzo de 2012, 23:38 dijo...

Gracias Ana!

Mónica Ortelli on 12 de marzo de 2012, 23:52 dijo...

El verano se despide con gestos amables y atardeceres inspiradores. Bellos versos, Eva.
Abrazo.

TEaOlga on 8 de mayo de 2012, 23:05 dijo...

Me ha gustado bastante tu Blog.