un diario posible

sábado, 8 de octubre de 2011


Escribo como quien siembra letras negras
en renglones que son surcos
sin saber bien
si va a nacer una rosa
o un zapallo.

Escribo como quien hila
marco el ritmo con el pie
en las manos las frases se afinan
se sutilizan
hay que ser hábil para que el hilo no se corte.

Escribo como si me hiciera
con retazos de cosas vistas
oídas
leídas
vividas
un vestido para salir
o una manta que me abrigue
cuando esté triste.






7 comentarios:

Lula on 8 de octubre de 2011, 11:32 dijo...

Qué hermoso, Eva!

Eva on 8 de octubre de 2011, 11:34 dijo...

Gracias Lula!

Ana Miravalles on 8 de octubre de 2011, 11:38 dijo...

biútiful!!!! gracias por regalarnos estas cosas tan hermosas...

Eva on 8 de octubre de 2011, 11:46 dijo...

Gracias a vos, Ana, las traducciones que leíste ayer fueron bellísimas (ya te voy a manguear alguna) y el poema tuyo tre-men-do. Se necesita más gente así, como vos, que pueda escribir desde las entrañas, quedar en carne viva y a la vez cantar en medio del dolor. ESO es ser poeta. Eso sí, jugaste sucio; me costó mucho remontar eso, tragarme el nudo que tenía en la garganta y crear el clima necesario para estas cosas chiquitas que escribo...

Claudia on 8 de octubre de 2011, 12:31 dijo...

Muy muy lindo...

mamà dijo...

Que lindo lo que escribiste. Lamento que ayer no pude llegar a tiempo, salí a las 16, porque tenia que hacer antes un trámite, pero me desocupe recién a las 19.De verdad tenía muchas ganas de estar. Felicitaciones para vos y para tus compañeros lectores.Esta vez te quedo debiendo las fotos.

Claudia Bakún on 13 de octubre de 2011, 22:39 dijo...

¡Precioso!