un diario posible

martes, 17 de noviembre de 2009


El viernes leí en la Alianza Francesa, el domingo que viene leo en el festival de poesía De Acá en Mar del Plata. Nunca me habían invitado antes a un festival, y creo que nunca tampoco había tenido dos lecturas tan seguidas. El viernes leí "Savia", un poema que empecé en el 2005, quedó en stand by durante bastante tiempo y corregí un poco este año a instancias de mi amigo Walter. A mucha gente le gustó, pero cuando Juan Sabattini (a quien no veía hace mucho tiempo) me dijo "eso ya lo leí" me dio un poquito de vergüenza. Me da un poquito de vergüenza no estar escribiendo casi nada y que me presenten como "escritora" o, aún peor, como "poeta".El tema de ser-no ser escritor es complicado: uno no se "recibe" de escritor en la Universidad, ni en la primera lectura pública que hace, ni siquiera cuando publica su primer libro.
W. H. Auden en La mano del teñidor dice algo que yo siento muy profundamente: "Ante el público, alguien es un poeta si escribió un buen poema. Ante sus propios ojos, un poeta sólo lo es cuando está corrigiendo la última version de un nuevo poema. Antes de eso sólo era un poeta en potencia; después es alguien que dejó de escribir poesía, tal vez para siempre." No es un párrafo muy alentador, pero desde la primera vez que lo leí sentí el alivio de que alguien había puesto en palabras lo que siempre sentí (y creo que fatalmente) seguiré sintiendo.





9 comentarios:

Marcelo Díaz on 17 de noviembre de 2009, 20:54 dijo...

Yo soy tremedamente lento para escribir, Eva. Blaia está dando vueltas desde 2005, creo que la primera versión la leí en Quito, muy inseguro de lo que estaba leyendo, y lo que estaba escribiendo. Si uno viviera de esto, o leyera una vez al mes para el mismo público, estaríamos en problemas, pero como no es así... Una vez comenté en grupo que me había comprado no sé qué libro... yo estaba verdaderamente entusiasmado con eso y creo que sonó a descubrimiento (para mí lo era), y alguien me dice, canchero, "¿ese libro? es viejísimo"; medio calentón que soy le pregunto "¿lo leíste?", "no", me dice; "entonces para vos es nuevo", le digo, "cuando lo termine te lo presto".
Es más, a veces me dan ganas de volver a leer Diesel en público, me freno porque la leí demasiado, pero atájense...

Eva on 17 de noviembre de 2009, 22:23 dijo...

Disfrutaría muchísimo de escuchar de nuevo a esa locomotora que anda como loca y es bastante difícil de atajar. Además, como diría Mirta: "el público se renueva" jajaja
Besos

Mar on 18 de noviembre de 2009, 1:24 dijo...

Ah, mirá quién te viene a dar consejos! Caracol!

:)



Para mí que la posta es no hacerse ni cargo, que alguien diga antes de la lectura "ahora lee la poeta pepita", y vos mirás para otro lado, y después mostrás con humildad lo tuyo, capaz a alguien le gusta. Nada más.
Escribir es algo que uno hace cuando está solo y eso encuentra una forma, que para mí, y para vos aparentemente, y para Mario la última vez que lo vi, en este momento es la prosa. Ser poeta es una función pública. Yo escribo.

Eva on 18 de noviembre de 2009, 9:44 dijo...

Y...si Marina, me parece que esa es la posta. Por ahí lo que me pone mal es no poder escribir demasiado. Pero no como obligación, sino como necesidad casi orgánica, como deseo que no se cumple...

Y me parece que me voy a poner pepita de nombre artístico, suena re lindo :S

Besos

Claudia on 18 de noviembre de 2009, 17:12 dijo...

Hola Eva!
Pienso que lo importante no es escribir mucho o poco...sino qué se escribe.
Es cierto que entre el publico siempre va a haber alguien que escuche tu poema por primera vez...
Me alegro por esta posibilidad de leer tus poemas que tenes!!
Y ojala puedas seguir escribiendo...porque me gusta mucho como lo haces!
Besos y abrazos!!

Eva on 19 de noviembre de 2009, 7:42 dijo...

Gracias Claudia!
Y al fin pudiste comentar! :)
Besos virtuales por ahora.
Cuándo vas a venir a tomar mates?
Se nos termina el año!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Hola Eva: hay que mirar en los que nos precedieron -en particular de la tradición de Occidente-. Ellos nos miran.
Hay que hablar con ellos. Un creador -o poeta- en algún momento comprende que es uno como ellos, que es un igual.

Juan Pez on 15 de febrero de 2010, 13:21 dijo...

yo estoy en la etapa de "descanzo"? no se como llamarla. Hace rato no escribo nada.
pero leerte en parte me hizo bien y queria contarte por aca eso, nada . un saludo

JP

Eva on 15 de febrero de 2010, 14:09 dijo...

¡Qué bueno Juan!
Gracias por pasar.